3 formas en cómo el análisis de datos puede ayudar a su farmacia

En los últimos años hemos visto una explosión del deseo y la necesidad de “Big Data”.

A medida que algunas de las corporaciones, organizaciones y gobiernos más grandes del mundo comienzan a lidiar con cómo usar mejor sus datos, están comenzando a integrar big data en su planificación estratégica, decisiones políticas y asignación de recursos. Hoy en día, el big data está cambiando las reglas de las operaciones comerciales, creando oportunidades para las pequeñas empresas y desafiando la forma en que vemos la farmacia.

Big data para la pequeña farmacia

Los macrodatos ya no son solo para las grandes empresas. Con los altos costos y los grandes obstáculos técnicos, puede parecer que esta es un área en la que las pequeñas empresas nunca podrán competir. La incapacidad para comprar grandes datos o contratar analistas internos parece impedir que muchos propietarios de farmacias independientes desbloqueen el potencial de sus datos. Esta percepción no podría estar más lejos de la verdad. La realidad es que los propietarios de pequeñas farmacias se sientan en una mina de oro de datos llenos de potencial. El análisis de big data puede ayudar a garantizar que las pequeñas empresas aprovechen sus datos para tomar decisiones, mejorar el rendimiento para lograr una mayor eficiencia, hacer crecer su negocio y mejorar la atención al cliente. Esta información también puede ser valiosa para realizar valoraciones y evaluar el riesgo en la compra y venta de negocios.

¿Cómo puede ayudar el análisis de datos?

El análisis de datos y la inteligencia empresarial pueden ayudar a las farmacias de tres formas principales:

1. Conocer su riesgo y beneficio
Comprender los riesgos y beneficios de las decisiones comerciales a menudo es un desafío. Es posible que sepa qué amenaza su negocio o qué eficiencias pueden ayudarlo, pero cuantificarlos es otro desafío. Esto hace que sea extremadamente difícil planificar el futuro, como los requisitos de personal o la inversión en equipos y productos. Esto se vuelve aún más importante a medida que ocurren cambios repentinos, como cambios en las políticas de reembolso o cambios en las relaciones comerciales con sanidad.

2. Entender los números
Como responsable de la farmacia, ver las tendencias a menudo es muy fácil para los propietarios. Es posible que vea cambios en el volumen de prescripción o cambios en su resultado final, pero la causa subyacente a menudo es difícil de identificar. En muchos casos, lo mejor que podemos hacer es especular basándonos en nuestras propias observaciones. La analítica nos permite explorar las relaciones interconectadas de nuestros clientes, compras y tendencias históricas para encontrar respuestas verdaderas y cuantificarlas. Esta información puede ayudarnos a explorar soluciones o planificar mejor para el nuevo futuro.

3. Saber cuál no es tu negocio
Saber qué no es tu negocio es una fortaleza importante del análisis de datos. Gran parte de la información y las observaciones que tenemos nos dicen qué es la farmacia y quiénes son los clientes.

El análisis de datos llegó para quedarse y se ha convertido en la nueva normalidad. Las farmacias tienen una gran oportunidad de hacer uso de los datos que están al alcance de la mano.